CorEixample

CorEixample
Associació de Comerciants de la Dreta de l’Eixample

Historias Coreixample - Cedipte psicología

24 de julio de 2017

CEDIPTE es un centro de psicología situado en la Plaza Tetuán, en un piso con diferentes despachos y salas. Nos recibe Jordi, que enseguida nos ofrece un vaso de agua para evitar que nos deshidratemos con este calor. Jordi es muy consciente del trabajo que hace, de cómo ha ido evolucionando el papel y la percepción de los psicólogos durante los últimos años y de qué necesitamos emocionalmente. Cedipte organizó unos talleres durante la Feria Modernista que divirtieron a grandes y pequeños ya cercaron su labor a todo el barrio.

¿Como ha evolucionado el proyecto?

Podríamos decir que se ha ido expandiendo. Inicialmente, hará unos 13 años, monté el proyecto con dos amigos de la universidad. Después de que estos abandonaran el proyecto, me junté con tres personas más y este fue el inicio del centro. A partir de aquí, hará unos cinco años, nos volvimos a separar y cada uno montó su propio centro. Yo me quedé con el original.  

¿Qué tratáis en el centre?

En este centre tratamos con niños, adolescentes y adultos. Los temas más habituales son la ansiedad y también la depresión.

La persona, normalmente, viene a hacer terapias una vez por semana, cada quince días o menos a menudo, dependiendo de la problemática. E intentamos orientarla, haciéndole ejercicios para pensar y reflexionar y le enseñamos a gestionar las emociones entre muchas otras cosas.

¿Ha cambiado el cuadro psicológico o desde siempre habéis tratado principalmente depresión y ansiedad?

Antes el cliente venía más a menudo, ahora suele venir cuando ya va más apurado (sic), cuando realmente necesita ayuda profesional. Los síntomas, pero, sí que son los mismos: pequeñas angustias diarias como la prisa constante o querer estar siempre conectado, sumadas a algunos problemas personales que puedan tener.  

¿Cómo se vive des del punto de vista del psicólogo?

Con los años, se aprende a desconectar. Te centras en el hecho de que lo que estás haciendo es un trabajo, y en que esa hora que estás con el paciente tienes que dar el 200% de ti mismo para ayudarle el máximo posible. De todas formas, en cuanto sales del trabajo es muy importante desconectar. Porque al fin y al cabo, para poder ayudar a mis pacientes y trabajar bien, es necesario que yo también esté bien y que no esté angustiado.  

¿Y vosotros los psicólogos, también vais al psicólogo?

A pesar de que tenemos muchas herramientas para auto gestionar nuestras emociones, a veces también va bien hablar con alguien y que te pueda ayudar profesionalmente. Porque no es lo mismo lo que te dicen desde fuera que lo que te puedes decir a ti mismo.

¿Crees que ha cambiado la visión del psicólogo en los últimos años?

Sí: hace 40 o 50 años ir al psicólogo indicaba que estabas loco, y esto se mantuvo hasta hace unos 10 o 15 años, cuando aún mucha gente acudía al psicólogo de manera secreta. Con el paso del tiempo esto ha cambiado mucho, pero sigue siendo un tema bastante reservado. Personalmente opino que debería ser un tema mucho más natural y abierto.  

Es necesario decir también que en los últimos años la psicología infantil es un tema que se ha normalizado más, de manera que está bien vista. En cambio, la psicología en personas adultas no lo está tanto, tieno un punto de “tabú”.

¿Tú recomendarías ir al psicólogo si tienes un problema o simplemente como una herramienta de auto conocimiento?

Éstas son dos tipos muy diferentes de consultas. Por uin lado encontramos la revisión coaching, que tiene una visión más positiva-constructiva, en la que el psicólogo se basa en analizar, mejorar y potenciar los spectos de la personalidad del paciente; mientras por otro lado encontramos las sesiones de psicólogo en sí, que se basan en evaluar problemas y patologías del paciente y resolverlas.

¿Cómo ves tu profesión?

La psicología es un trabajo muy bonito que normalmente es muy gratificante cuando la persona a la que has ayudado acaba mejorando. A pesar de que muchas veces nuestro trabajo está idealizado: la gente cree que los psicólogos somos como dioses y que tenemos la capacidad de cambiar una persona en cuatro días y esto no es así, el cambio requiere esfuerzo, constancia y paciencia. 

Nuestros socios

Centro de Oftalmologia Bonafonte
New Print
Farina Pasta Fresca
Motos Blitz
Crearte Peluquería
Poll-Bo
Pronokal Group
Cargando...
x
X