Coreixample

Coreixample
Noticias

Social selling. Cómo vender online

15 de febrero de 2022

Maximiza la rentabilidad de tu negocio implementando una estrategia de social selling en tu pyme.

El porcentaje de personas que utilizan redes sociales sigue ascendiendo vertiginosamente y, no solo el número de personas que participan en estas plataformas aumenta, sino que el tiempo que las personas pasan en sus perfiles también.

Además, la forma en la que se utilizan estos canales ha cambiado. Ya no son solo perfiles de carácter social, sino que también son canales a través de los cuales se pueden realizar transacciones como, por ejemplo, comprar. Por eso, términos como social selling cada vez son más familiares. Las marcas han descubierto una nueva forma de contactar con sus clientes e impulsar así las ventas de su negocio.

Pero, ¿qué es exactamente el social selling y qué supone para las pequeñas y medianas empresas?

Por social selling entendemos el uso de los medios sociales digitales con el propósito de entablar relaciones emocionales con los clientes potenciales y alcanzar así los objetivos comerciales de la marca. Para implementar una estrategia de social selling las empresas pueden hacerlo de dos maneras:

  • A través de la generación y publicación de contenido relacionado con los productos o servicios con una narrativa orientada a proporcionar contenido interesante al usuario. Este tipo de contenido no está enfocado exclusivamente a venta directa sino, a crear contenido de valor, con el fin de que el cliente, a largo plazo, acabe comprando recurridamente.
  • Creando contenido a modo de catálogo en los perfiles sociales. En este caso, el contenido está centrado en el producto y está orientado a facilitar la venta directa. Sin intención de generar una relación más profunda con el cliente.

En cualquiera de los casos, las plataformas sociales permiten a las empresas asociar, los productos o servicios que publican en sus perfiles a sus e-commerce, donde el potencial cliente puede finalizar la compra o realizar la acción deseada.

Lo más beneficioso de este tipo de estrategias es que las pequeñas y medianas empresas no necesitan de herramientas tecnológicas complejas o caras, sino que, simplemente trabajando una estrategia de marketing adecuada, la generación de contenido, y mantenimiento de los perfiles sociales y e-commerce, pueden notar mejoras directas en su actividad.

Y ahora, ¿cuáles son las claves a tener en cuenta para definir una estrategia de social selling efectiva?

  • Trabajar la usabilidad del e-commerce

La página web del e-commerce será el último paso que tenga que dar el potencial cliente para realizar una acción. Por ello, es vital que se pongan todos los esfuerzos necesarios para que este sea lo más adecuado posible. Es imprescindible que desde el e-commerce se facilite la interacción de los usuarios a través de comentarios y/o valoraciones en los productos o servicios. Además, hay que asegurar que los productos puedan ser compartidos fácilmente en las redes sociales más destacadas. Un punto clave para esto, es dejar a la vista botones de compartir en redes sociales junto a las imágenes destacadas de los productos o servicios.

  • Realizar comunicaciones personalizadas

A lo largo del día las personas recibimos el impacto de infinidad de anuncios publicitarios en redes sociales. En muchas de las ocasiones, ya no son relevantes y ni siquiera les prestamos un mínimo de atención. Por tanto, para conseguir esa atención por parte de los potenciales clientes, es fundamental que las marcas les hagan sentir únicos. Una forma de trabajar estas relaciones individualizadas es con el desarrollo de programas de afiliación potenciados desde las redes sociales, a través de los cuales se ofrecen descuentos o contenido exclusivo que hace que cada cliente se sienta único y especial.

  • Activar estrategias de influencer marketing

La confianza que pueden llegar a aportar los influencers en las redes sociales es fundamental para implementar con éxito una estrategia de social selling. Esto estrecha la relación entre el potencial cliente y la marca, y favorece la conversión. La idea es contactar con micro-influencers de un nicho de mercado que apliquen a la actividad del negocio para llegar de manera directa y cercana al potencial cliente sin que suponga una inversión excesiva para tu negocio.

  • Elegir la plataforma social más apropiada

Lo más importante en este punto es tener en cuenta cuáles son las plataformas sociales en las que tu empresa realiza acciones de marketing y, donde tu presencia está más consolidada ¿Por qué? Porque al llevar más tiempo y tener un mayor recorrido como empresa en el entorno digital, es donde se encuentran tus clientes y donde se puede rentabilizar de manera más fácil la estrategia diseñada.

Por tanto, aprovéchate del social selling. Sácale el mayor partido con estas claves y empieza a maximizar la rentabilidad de tu negocio.

Acelera Pyme - red.es

Nuestros socios

La Conservera BCN
Minimal Life
Escola Memory
Saint Nicholas School
A.D.E. (Ps. St. Joan, 48)
Zafra Restaurant
CROIS
Cargando...
x
X